Blogia
LA OTRA MEMORIA

YO FUI ROJO

YO FUI ROJO

 

Desde que descubrí su web en mi ansia de conocer y conocer y en el empeño en que me puse un día en encontrar gentes y webs que pensaran igual o casi igual que yo sobre la invasión de inmigrantes y las iniciativas que se estaban realizando, la visito frecuentemente en las secciones favoritas como son Vox y Noticias sobre inmigración, aparte de haberla recomendado a gente que no sabia de su existencia.

Aunque parezca mentira, yo provengo (aunque hace 18 años que deje la militancia activa) de lo que se denomina 'extrema-izquierda'; SI!: yo pertenecí en los años 80 a un partido radical, con ideas revolucionarias, lo clásico: pocos votos, mucho voluntarismo, y por supuesto perseguidos aun siendo 'legales'.


Se preguntarán muchos qué hago yo ahora y qué pienso... Pues pienso lo mismo, mi sensibilidad social sigue con los de abajo, pero con los de abajo de España, con los españoles entre los que he nacido y moriré, con los que me aman y me odian, con los que trabajan cada día y con los que engrosan las listas del INEM, con los que ven como el país y todo lo conseguido por el 'estado del bienestar' ya no es para quien lo ha generado con sus impuestos sino para el primer elemento que
aparezca por la puerta, ilegal o legal.


El bochorno que me produce de unos años para acá la invasión de inmigrantes, con todo lo que en esta sección, por ejemplo, se refleja como consecuencias, no me han dejado más opción que la de abrazar la idea del nacionalismo español, alejado de patrioterismos trasnochados (respetando a los que lo sean), y siendo tan socialista, tan revolucionario como antes, pero con la idea de que no solo hay que defender a la clase trabajadora sino a la Nación como conjunto de pueblos, culturas, lenguas e historia, una argamasa que nos hace sentir algo dentro del todo... No quiero que mi país acabe siendo el próximo miembro de la Organización de Estados Africanos, ni que Europa empiece en los pirineos... Porque pienso que un país es un legado de los que antes estuvieron aquí y nos lo dejaron para que, mejorándolo y desarrollándolo, se lo entreguemos a los que vengan detrás... Pero
¿qué les vamos a dar si no paramos la inmigración ya!?, ¿Un país con los servicios sociales y sanitarios colapsados?, ¿Un país con leyes islámicas?...


La verdad es que ya no soporto a los de la 'izquierda' ni en foto... se me ponen los pelos de punta al ver cómo están completamente en otro mundo, colaborando tan contentos a la destrucción de los derechos de los trabajadores conquistados en décadas, y haciendo que la gente normal y corriente sea quien pague el pato de la inmigración , tal y como en la sección de Vox Populi puede leerse... Veo las manifestaciones de todos ellos, con sus pintas de salvajes, tatutados, piercingados, rastarizados, considerando cultura el tocar los bongos, o el hacer malabarismos con dos bolos... acompañados de sus hermanos los inmigrantes a los que están dando todo... Es que no lo soporto, por patético.

Parece mentira que se haya llegado en España a ese grado tal de degeneración por parte de la izquierda, de importarle un pimiento los trabajadores españoles y considerar que es lo mismo un español que un inmigrante, con los mismos derechos e incluso más éstos invasores, no vaya a ser que se les acuse de racistas.


Con esta carta quiero dejar bien sentado que la lucha contra la inmigración es algo que no se basa en una ideología concreta sino en el sentido común, de ver como los cimientos de nuestra casa común, España, están siendo carcomidos por gente de fuera con la ayuda de gente de dentro... sin ningún tipo de vergüenza ni reparo.


Yo que he sido perseguido por mi ideología, soy el que más apoya y respeta las demás, y lamento decir que los que hablamos contra la inmigración somos los perseguidos como si fuéramos nosotros los que robamos, matamos, extorsionamos, violamos las leyes o nos chupamos de teta que no nos corresponde...

  

Y yo que no ha mucho tiempo fui el más izquierdista de todos, y hay pruebas de ello, ahora digo que me siento más a gusto y orgulloso estando donde estoy, estando con quien estoy, viendo las webs que veo, luchando por lo que lucho, compartiendo ideas y opiniones con quien las comparto y honrado de poder decir, dentro de varias décadas, 'yo estuve allí, yo me decidí en buena hora a participar en aquella lucha por mi pueblo y mi nación, por el suelo que piso y por el bienestar de las personas de bien, trabajadores y honrados...'


Yo no he traicionado ninguna de mis antiguas ideas; sigo defendiendo a los obreros españoles, pero eso sí, de la forma en que ninguno posiblemente de mis ex-camaradas se les ha ocurrido aún, rechazando la inmigración y pensando que creo que el tan cacareado 'internacionalismo proletario' no creo que sea el trasladar a todos los muertos de hambre de un país a España para que rebajen cotas salariales, sociales, culturales, y laborales de los españoles, trabajar más por menos, en definitiva...

Son otros los que han abandonado a los currantes españoles, dejándolos desamparados ante la ingente oferta de mano de obra barata y esclava que supone la inmigración (legal e ilegal)... Yo afortunadamente nunca he fumado los porros (es más nunca he fumado tabaco) que sin duda toda esa izquierda tan solidaria lleva décadas metiéndose y posiblemente tengan el cerebro ablandado porque sigo sin comprender su actitud hacia la inmigración tan absolutamente marciana e irreal, jugando con el destino de una nación forjada en siglos, con una historia y cultura increíble, variada, rica y admirada por medio mundo, y con el futuro de los españolitos que de seguir así serán una minoría dentro de varias generaciones y estarán arrinconados en su propio país.

Alguno pensará que me 'cambié' de 'bando' por motivos económicos, que quizás ayer era comunista y ahora soy joyero, forrado de pasta y que quiero defender mi negocio... o que disfruto de las ventajas de ser funcionario de por vida, con sueldete y vida resuelta... o que estoy instalado en la opulencia, pues lamento desmoronar tal idea o sospecha porque estoy sin trabajo desde hace tiempo y
tengo dificultades para conseguirlo... por lo que no soy el clásico 'ayer rojo protestón' y hoy 'burgués acomodado en sillón azul' que se divierte escribiendo estas cosas y despotricando contra los pobrecitos inmigrantes, mientras ordena comprar o vender acciones desde su teléfono móvil...

Hace años que no voto, con mi estrenada mayoría de edad en el 82 voté al PSOE (el gran timo), luego a mi partido y la ultima vez que fui a votar fue en el año 91 creo a IU; después de eso en las urnas no se me ha vuelto a ver el pelo ni se me verá... sino es para votar a un partido nacional que esté claramente contra la inmigración... Aquí en Cáceres no se presentó nadie así a las regionales /municipales por lo que me quedé con las ganas... Pero deseo fervientemente que surja la alternativa viable a este desastre que se nos avecina... Me ha alegrado mucho el éxito de Plataforma Por Cataluña porque posiblemente es el inicio del camino... Todos unidos, sin peleas de niños, para conseguir restablecer la dignidad y los derechos de los ciudadanos / as Españoles / as. No solo es electoral la lucha contra la inmigración, pero sí necesaria. O rectifican (si es que ya la cosa tiene solución) o se encontrarán dentro de unos años con algo que no les va a gustar nada... que en otros países ya se dieron cuenta del peligro y en España, aunque lo tenemos más difícil por la ausencia de libertad de expresión, poco a poco iremos conquistando terreno.
  

Gonzalo Rogelio M. - Cáceres

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres